Compartir
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email

7 secretos para una entrevista exitosa

Has logrado avanzar y estás a algunos días de una entrevista de trabajo que te interesa mucho. Sabes que esta es una oportunidad que no puedes dejar pasar y deseas causar la mejor impresión. Uno de los aspectos que más debes de tomar en consideración es lo que dices y cómo lo dices. 

¿Y si pudieras asegurarte que la conversación va a fluis de forma correcta y  que te presentas como el candidato perfecto? Por supuesto, no quieres sonar como un guionista o falso, pero hay algunas cosas clave que puedes hacer para asegurarte que la conversación sea positiva.

  1. Lo primero es investigar. Averigua todo lo posible sobre la empresa, el puesto que solicita y otros materiales cuando te prepares para la entrevista. Si lo haces, tendrás algunas pistas sobre el tipo de personas que buscan en la compañía.
  1. Asegúrate de utilizar palabras clave del lenguaje de la empresa. Por ejemplo, es posible que hayas leído varias veces palabras como “orientado al trabajo en equipo” u “orientado a los resultados”. Si puedes utilizar estas palabras en tu conversación, demostrarás que te has tomado el tiempo de conocer la empresa y que encajas bien.
  1. Habla de logros alcanzados. No te limites a enumerar las funciones del puesto que solicitas. Comparte historias sobre momentos en los que has ido más allá o has obtenido grandes resultados. Esto demostrará que eres capaz de hacer más de lo que el puesto requiere y que eres un gran trabajador.
  1. Explica por qué crees que eres la mejor persona para el puesto. No te limites a decir que eres el mejor, explica por qué. Esta es tu oportunidad de demostrar que entiendes lo que la empresa busca, que tienes las habilidades y la experiencia que necesitan, así como puedes aportar mayor valor.
  1. Demuestra tu deseo de aprender. Nadie es perfecto y toda empresa quiere a alguien que esté dispuesto a aprender. Comparte una anécdota sobre un momento en el que hayas asumido un nuevo reto, aunque no supieras cómo hacerlo al principio. Esto demostrará que eres proactivo y que no te asusta el trabajo duro.
  1. Al expresarte utiliza lenguaje positivo. Nadie quiere contratar a una persona negativa y eso se notará en tu conversación. Evita hablar de tus anteriores trabajos o jefes de forma negativa. Si lo haces, el entrevistador puede preguntarse si hablarás de ellos de la misma manera.
  1. Prepárate para hacer preguntas. Esto no sólo demuestra que estás interesado en la empresa, sino que te has tomado el tiempo de pensar en lo que quieres saber. Esta es una oportunidad para conocer mejor la empresa y el puesto.

Siguiendo estos consejos, puedes asegurarte de que tu entrevista de trabajo fluya sin problemas. La mejor manera de causar una buena impresión es ser genuino y mostrar quién eres, el entrevistador podrá ver que encajas bien en la empresa.